EL ARROYO DE LA 76 YA ES COSA DEL PASADO

Miércoles 15 de agosto de 2018.

Unas cuantas horas antes de ser reabierto el último tramo de la calle 76, un fuerte aguacero se encargó de practicarle la prueba definitiva a las obras de canalización de ese otrora tenebroso arroyo.

Desde antes de las cuatro de la madrugada hasta pasadas las 6 de la mañana se registraron intensas precipitaciones acompañadas de fuertes vientos en Barranquilla y varios municipios del Atlántico.

Las autoridades reportaron la caída de varios árboles, así como también numerosos daños en redes de energía eléctrica que provocaron a su vez la suspensión de ese servicio en diversos sectores de la ciudad.

No obstante, la canalización del arroyo de la 76 (o arroyo del Country, como también se le conocía) funcionó a la perfección. No se reportó ni un solo incidente de corriente fuerte, ni mucho menos desbordamiento, por cuanto los sistemas de drenaje instalados a lo largo de la calle 76, entre carreras 53 y 44, lo mismo que sobre las carreras 52 y 51B que conectan con la calle 75, se desempeñaron de manera exitosa.

Último tramo reabierto  

Hacia las 6 y 54 de la mañana, el alcalde Alejandro Char, acompañado por varios de sus inmediatos colaboradores, se dieron cita en el cruce de la calle 76 con carrera 43, donde tenían programado realizar la simbólica reapertura del último tramo de esa vía con el cruce obligado hacia la derecha.

Con paleta de tránsito en mano, el alcalde Char habilitó el paso vehicular por ese sector mientras saludaba a los conductores y daba testimonio sobre el fin de la historia del arroyo de la 76.

“Estamos complacidos con este parte de victoria. Tantos años de sufrimiento por fin hoy terminaron. Esta es una obra que vuelve darle vida a este sector… es una obra de ingeniería que los barranquilleros soñábamos con tener desde hace 70 años”, dijo el mandatario.

Queda pendiente por habilitar en los próximos días el tramo de la misma carrera 43 con calle 75 para que se restablezca completamente la movilidad en esa zona del norte de la ciudad, pero el funcionamiento hidráulico de la canalización ya está terminado y funcionando correctamente.

Con relación a otras obras de canalización de arroyos, el alcalde Char dijo que unos cinco meses deben culminar los trabajos del sistema hidráulico de la carrera 21, faltando por acometer las obras complementarias de andenes.  Sobre las obras en el arroyo de Felicidad y sus afluentes señaló que en unos 6 meses las obras ya deben alcanzar hasta el sector de ‘7 bocas’.

Con el de la calle 76, ya son cuatro los arroyos que son historia en Barranquilla. Primero fue canalizado el de la calle 79 entre carrera 53 y 60, luego el de la calle 84 desde el sector de la iglesia Torcoroma hasta la calle 74 y posteriormente el de la María (carrera 54 entre calles 48 y Vía 40).

 

Comments are closed.