CON EL NUEVO ESTADIO MODERNO NOS VAMOS A REENCONTRAR CON EL PASADO: CHAR

Miércoles 7 de junio de 2017.

Fútbol y rugby son los dos principales deportes que se practicarán en el nuevo estadio Moderno ‘Julio Torres’ durante los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe, en 2018. Así lo confirmó el alcalde Alejandro Char al dar oficialmente inicio a la obras de reconstrucción y adecuación de este escenario y de sus alrededores.
“Estamos orgullosos y muy felices porque iniciamos las obras de uno de los escenarios más importantes de Colombia. El Moderno es un estadio histórico, aquí nació el fútbol profesional en nuestro país y hacemos un gran homenaje al reconstruirlo, será un gran escenario, de talla mundial, y estará listo para los Juegos Centroamericanos y del Caribe el próximo año”, destacó Char.
El estadio ‘Julio Torres’ tendrá un aforo de 2.175 espectadores aproximadamente y contará con sistema de iluminación deportiva  y césped sintético  de última tecnología. En general, tendrá todos los espacios que garantizan un adecuado funcionamiento del escenario, según los requerimientos internacionales para este tipo de escenario.

Estadio multifuncional

El campo de juego en grama sintética tendrá una superficie de 9.016 metros cuadrados aproximadamente, para la práctica de fútbol, y será también un espacio multifuncional para la práctica rugby y ultimate; tendrá una zona técnica y de graderías, contará con camerinos debidamente dotados, zonas de calentamiento, control de dopaje, zonas técnicas complementarias, oficinas, zona de prensa y medios de comunicación, un puesto de control para seguridad, zonas de atención y servicios al público como enfermería, acreditación, y áreas comerciales, baterías sanitarias, zona de alimentos y bebidas, y sala VIP, entre otros.
Localizado en el popular barrio Montes, exactamente en la calle 30 con carrera 25, en el suroriente de Barranquilla, el estadio Moderno ‘Julio Torres’ es considerado como “La cuna del fútbol colombiano”, pues en sus instalaciones se celebró el primer partido de esta disciplina de forma organizada, en el año 1922.

Otros hitos históricos del estadio Moderno

1924: Se convirtió en sede de la Liga de Fútbol del Atlántico.

1929: Se realizó allí el primer partido de fútbol internacional en Colombia, entre el “Sporting” de Barranquilla y el “Club Ciclista Lima Asociation” de Perú.

1944: Hasta este año jugó en este estadio el equipo Junior de Barranquilla.

1946: Fue epicentro del fútbol durante los V Juegos Centroamericanos y del Caribe.

1947: Fue escenario del Campeonato Nacional de Fútbol.

1948: Se realizó allí el primer partido nocturno en la historia del fútbol colombiano.

1961: Se disputaron varios partidos de fútbol durante los IV Juegos Bolivarianos

1971: La Alcaldía Municipal invierte recursos para su restauración.

1975: Edson Arantes Do Nascimiento “Pelé” develó una placa en este estadio, destacándolo como “Cuna del Fútbol Colombiano”.

1982: El Fesord, entidad de la Gobernación del Atlántico, hizo las últimas inversiones en el techo de las graderías, la gramilla y luminarias.

2006: El estadio moderno ‘Julio Torres’ fue declarado Patrimonio Cultural y Deportivo de la Nación, a través de la Ley 1067 del 29 de julio de ese año.

2010: Por su avanzado deterioro, la Alcaldía Distrital ordenó el cierre definitivo del escenario en procura de evitar accidentes o lesiones a los deportistas que insistían en jugar fútbol allí.

2017: Comienzan las obras de reconstrucción y readecuación del estadio Moderno.

El contratista de las obras es el CONSORCIO OLÍMPICO 2017, integrado por: Ícono Ingeniería y Construcción Ltda., Joana Marín Díaz, Ticom S.A. y Becsa S.A.S. La inversión asciende a 8.555.412.437, con recursos aportados por Coldeportes.
En noviembre de 2016, por encargo del Distrito, EDUBAR gestionó la relocalización definitiva de tres familias que se encargaban de la celaduría y que vivieron durante más de 40 años en lo que antes eran las oficinas administrativas del estadio Moderno.

Comments are closed.